Las Vegas: Diego Sánchez, el Golden Boy de UFC
Publicado en: Jan/2010, por: Aventura Americana

Partimos en una lujosa limosina para 15 personas rumbo al Hotel The Palms, donde nos encontramos con JD Hernández, Director de Asuntos Hispanos de la UFC, persona muy cordial y dinámica, quien nos interiorizó sobre la UFC y también sobre el peleador a quien íbamos a entrevistar: Diego Sánchez.

Ultimate Fighting Championship (UFC) es el líder entre las organizaciones de las artes marciales mixtas, ofrece la más alta calidad de eventos deportivos y su oficina central está en Las Vegas. La organización UFC organiza unos 12 eventos en vivo por pay-per-view cada año que son distribuidos por cable y satélite en más de 100 países.

Diego ‘la Pesadilla’ Sánchez tiene 26 años, nació en Albuquerque, mide 1.80 m., pesa 77 kg. y es peleador de la UFC. Tiene el récord de 21 peleas ganadas y 2 perdidas. Diego nos habló en inglés, pero entiende el español, que lo hace sentirse orgulloso de su herencia hispana.

– “Mi familia es hispana y me crié en Nuevo México; en mi última pelea que pasaron por televisión, hice algo que nunca había hecho: llevé mariachis. Peleo porque me encanta y disfruto el momento.”

Dice Diego que le sirvió no ganar el título recientemente, porque si lo hubiera hecho no hubiera podido retenerlo en la siguiente pelea. Asegura que ahora está mucho más maduro y tiene la seguridad que pronto conseguirá el título. Le llaman “el Golden Boy de la UFC” porque entrenó con el famoso boxeador Oscar De la Hoya.

Nos cuenta que el apodo de “la Pesadilla” surge porque cuando comenzó a pelear, tenía pesadillas en las que perdía las peleas, y el sueño tenía una segunda parte donde él estaba cansado, agotado, sin fuerzas, derrotado …¡y eso era lo peor! “Me agrada ese sobrenombre, porque en el octógono yo seré la pesadilla de mi rival, ya que mi poder y mi resistencia estarán en un nivel al cual nunca se enfrentaron”.

– “Me sirvió mucho practicar con Oscar De la Hoya; aprendí muchas cosas del boxeo con una leyenda como él y eso se reflejará en mí. Practiqué boxeo por tres años y además, tenemos que saber jiu-jitsu, wrestling, muay thai y kick boxing, los cinco elementos del juego, pero, por sobre todo, hay que realizar un entrenamiento muy exigente. Entreno seis días por semana, tres veces por día y hay que conocer los límites, para no sobrentrenarse.”

– “El estilo en el que me siento más seguro es el “jiu-jitsu brasileño”, porque es en el cual se recibe menos daño y menos golpes en la cabeza, y yo no quiero recibir tantos golpes para así prolongar mi carrera. Si tengo la oportunidad de terminar la pelea en mi parte fuerte, que es sobre el piso, lo haré.”

– “Pelear siempre estuvo en mi sangre; prefiero pelear en este país, ya que mi familia está aquí, y cuando ellos están en la tribuna es cuando “la Pesadilla” aparece, porque la gente me respalda y peleo más fuerte y si me pegan bien duro, por el orgullo que tengo, no se va a notar.”

DSan_UFC