1962, 1966 y 1970 – Brasil gana su tercer Mundial y el Trofeo Jules Rimet en propiedad
Publicado en: Jun/2018, por: Aventura Americana

Cronicas-Mundialistas=

Mundial de 1962 – CHILE

Chile 1962Brasil conquista su segundo título en el tercer Mundial en suelo sudamericano.

· Después de dos Mundiales en Europa, FIFA decidió que en 1962 se jugaría de nuevo en América. Cuatro países se presentaron como candidatos: España, Alemania Occidental, Argentina y Chile. La candidatura de Chile tenía un gran defensor en Carlos Dittborn Pinto, quien en 1956 había sido electo Presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol. En el Congreso de Lisboa, en julio de 1956, a los 56 miembros presentes se les invitó a votar y, sorprendentemente, Chile obtuvo 32 votos.

· El Mundial se disputó en cuatro escenarios: el Estadio Nacional de Santiago, inaugurado en 1937 y que tenía capacidad para 45 mil personas, elevó su aforo a 70 mil y un nuevo estadio fue construido en Viña del Mar. A ellos se sumaban el de Arica con capacidad para 13 mil espectadores y el Municipal de Rancagua.

· En mayo de 1960, Chile fue sacudido por dos violentos terremotos y parecía que el sueño mundialista se esfumaba. Allí fue cuando Dittborn se hizo más fuerte y pronunció su célebre frase: “Porque nada tenemos, lo haremos todo” y FIFA continuó apoyando con su voto de confianza. Sin embargo, Dittborn no pudo ver su Mundial, ya que con 42 años de edad falleció de un ataque cardíaco un mes antes del comienzo de la Copa.

· Dittborn había logrado su sueño y Chile, como nunca antes, estaba en el centro de la atención de todo el mundo. Así lo refleja la llegada al país del trompetista estadounidense Louis Armstrong y el saludo del Papa Juan XXIII al país, a través de una carta dirigida al cardenal Raúl Silva Henríquez.

· Brasil buscó que la base fuera, en la medida de lo posible, con muchos de los campeones del 58 y como técnico se nombró a Aymoré Moreira junto a Vicente Feola como supervisor. El primero de mayo de 1962, Brasil hizo su último entrenamiento en cancha de Fluminense. Desde Brasilia, la selección tomó rumbo a Campinhas en donde embarcaron para viajar a Chile. El avión de Panair era el mismo que cuatro años antes los había llevado a Suecia y el piloto también: Guilherme Bungner. Brasil fue ubicado en el grupo de Valparaíso, apenas a 7 quilómetros del balneario Viña del Mar, con sus fantásticas playas y casinos de lujo.

· Uruguay llevó una nueva generación de fútbol con algunos hombres de destaque en Copa Libertadores como Pedro Rocha de Peñarol y Luis Cubilla de Nacional. Además, integró su cuerpo técnico con tres entrenadores: Roberto Scarone de Nacional, Hugo Bagnulo de Peñarol y Juan López, el entrenador de los celestes en 1950. En el Mundial, Uruguay no pasó la serie; le ganó 2 a 1 a Colombia, perdió 3 a 1 con Yugoslavia y 2 a 1 con la Union Soviética. Precisamente, en dicho partido se dio un hecho único en la historia; al terminar el primer tiempo se fracturó el tobillo el defensor uruguayo Eliseo Álvarez y como en esa época no existían los cambios, el médico le colocó una bota de yeso y siguió jugando así el resto del partido. Sobre el final, una pelota pasó delante del arco defendido por Lev Yashin y Eliseo, dando saltos, llegó a tocar la pelota con el pie fracturado aunque no consiguió el gol. Perdió Uruguay, pero lo de Eliseo Álvarez fue heroico y permanecerá en el mejor recuerdo celeste.

· Chile, dirigido por Fernando Riera, protagonizó un episodio el 12 de junio que fue recordado con el nombre de la “Batalla de Santiago” cuando se enfrentaron ante Italia, sobre todo por un artículo que había aparecido en la prensa italiana que decía: “La infinita tristeza de la capital chilena, Santiago, el confín del mundo. En ningún lugar uno se siente tan lejano, perdido y solo como en la ciudad huésped del campeonato internacional de fútbol. Para los extranjeros es imposible huir de la nostalgia. Los jugadores se resentirán con éste clima depresivo”.

· Con un árbitro localista, el inglés Kenneth Aston, el clima dentro de la cancha fue muy hostil desde el comienzo. A los 7 minutos, Aston expulsó al italiano Ferrini. Luego, Leonel Sánchez reaccionó con un golpe por una brusquedad del italiano Mario David y el juez solo expulsó al italiano.  El encuentro se interrumpió varias veces y el argentino que jugaba para Italia, Humberto Maschio, sufrió una fractura de tabique nasal, por una infracción del mismo jugador chileno que no fue sancionada por el juez. Finalmente, ganó Chile por 2 a 0 con goles de Jaime Ramírez y Jorge Toro y los periódicos de la peninsula itálica utilizaron el término “animales” para referirse a sus adversarios en el terreno de juego.

· Profesor de colegio y enamorado del deporte, el árbitro inglés Kenneth Aston sería más tarde el inventor de la tarjeta amarilla y la roja para señalizar la amonestación y expulsión de los jugadores. Probablemente, la violencia que contempló en ese encuentro en Chile 62, y que fue incapaz de controlar, influyó en su posterior hallazgo, unido a los problemas que se presentaron en el Mundial del 66 donde era miembro de la Comisión de Arbitrajes y obró a favor de Inglaterra. Las cartulinas ideadas por Aston -empleadas por primera vez en una Copa del Mundo en 1970- fueron las que consiguieron ordenar el sistema de penalizaciones y expulsiones. Hoy es imposible entender el fútbol sin ellas.

· A los cuartos de final pasaron Unión Soviética, Alemania, Chile, Yugoslavia, Inglaterra, Hungría, Brasil y Checoslovaquia, pero ninguno de ellos impresionaba demasiado a la prensa, aunque Brasil era considerado el favorito.

· Chile dio la sorpresa en Arica al ganarle a la Unión Soviética por 2 a 1. No fue el día de Lev Yashin, ya que en le primer gol falló en su intento de atrapar la pelota; empató Chislenko y nuevamente en otro error de cálculo del veterano arquero, Rojas le puso cifras definitivas al tanteador.  (Yashin, considerado por muchos como el mejor en su puesto en toda la historia, tenía fallas técnicas que asombraban, como el haber recibido el único gol de tiro de esquina en los Mundiales, ante Colombia, convertido por Marcos Coll, en el empate 4-4). Yugoslavia, con gol de Radakovic, eliminó a Alemania en el Estadio Nacional de Santiago, mientras que Hungría con el mismo tanteador daba cuenta de Checoslovaquia con gol de Scherer en el Estadio de Rancagua. Por su parte, Brasil, con un Garrincha deslumbrante que marcó dos goles y otro de Vavá, venció a Inglaterra en Viña del Mar por 3 a 1.

· Las semifinales enfrentaron por un lado a Checoslovaquia, que le ganó 3 a 1 a Yugoslavia en Viña del Mar y a Brasil, que hizo lo propio ante Chile por 4 a 2 en Santiago.

· El 16 de junio, la escuadra chilena concretó su mayor logro futbolístico de los Mundiales. En la definición con Yugoslavia por el tercer lugar, “la Roja” venció 1 a 0 gracias al tanto en tiempo agregado del volante Eladio Rojas y subió al podio del torneo más recordado para el fútbol chileno.

· El Estadio Nacional de Santiago fue el escenario de la gran final del Mundial de 1962. Con el sovietico Latishev como juez, los vigentes campeones de Brasil, sin Pelé lesionado, se enfrentaron ante la fuerte Checoslovaquia. A los 15 minutos, los europeos sorpresivamente se pusieron en ventaja con gol de Masopust. Los brasileños no se descontrolaron y 3 minutos mas tarde, Amarildo, el suplente de Pele, marcaba la igualdad con la que finalizaban los primeros 45 minutos. Para la segunda etapa, Brasil se adueñó del encuentro con el empuje de Zito y la elegante conducción de Didi. A los 23 minutos, Amarildo desbordó por izquierda eludiendo rivales y su medido centro fue cabeceado por Zito para marcar el 2 a 1.

· Cuando faltaban 12 minutos, Vavá convirtió el tercero con lo que Brasil consiguió el bicampeonato y la Copa Jules Rimet que fue recibida por su capitán Mauro.

· En la historia de los Mundiales, Brasil fue la selección que utilizó menos jugadores en un campeonato, apenas 12, ya que frente a Chile, Amarildo sustituyó a Pelé. En una Copa sin grandes equipos, ganó el que tuvo mayor equilibrio.

· La Copa tuvo seis goleadores, todos con 4 conquistas: Vavá, Garrincha, Leonel Sánchez, Albert, Ivanov y Jerkovic. Aunque en 1993, una revisión del filme de Yugoslavia ante Colombia, FIFA reconoció que el tercer gol lo había hecho Jerkovic. Así fue que Drazan Jerkovic fue declarado como goleador de ese Mundial con 5 goles. Jerkovic disputó 21 partidos por Yugoslavia entre 1960 y 1964, marcando 11 goles, y su club era Dínamo de Zagreb.

Mundial de 1966 – INGLATERRA

England 66Inglaterra organizó su Mundial y lo ganó con ayuda externa.

· En el Congreso de FIFA realizado en Roma en 1960, Inglaterra manifestó su interés de organizar la séptima Copa del Mundo; los demás países no interfirieron con la decisión y la misma fue votada por aclamación. Stanley Rous era el nuevo presidente de FIFA y muchos sabían que Inglaterra tenía un solo objetivo: ganar la Copa en su casa. Como técnico se nombró a Alf Ramsey, quIen tenía historia como defensa luego de haber disputado el Mundial de 1950. Sin embargo, su debut como entrenador con la Selección Inglesa no fue de los mejores, ya que una derrota por 5 a 2 en febrero de 1963 contra Francia los eliminó de la Copa Europea de Selecciones.

· El sorteo para la composición de los grupos fue realizado en Londres, el 8 de enero de 1966, trasmitido directamente por la TV . Ocho estadios fueron utilizados; cuatro de ellos habían sido construidos en el siglo XIX y otros tres en la primera década del siglo XX. Wembley, con capacidad para 100 mil espectadores, era el más nuevo y ya tenía 43 años de existencia. Por primera vez en la historia, la Copa no tuvo partidos los domingos, ya que las Islas Británicas, por motivos religiosos, impedían la práctica de deportes ese día y la prohibición había sido oficializada por la Federación Inglesa en 1949. Solo a partir de 1973, los campeonatos adoptarán el universal lema de “domingo es día de fútbol”.

· World Cup Willie fue el nombre de la mascota del Mundial Inglaterra 1966. Willie era un león que representaba la fuerza de su pueblo y al mismo tiempo su nobleza. El mismo nombre de la mascota fue denominado para el himno oficial del campeonato Mundial, el cual fue interpretado por el británico Lonnie Donegan y se utilizaría más adelante en la Copa del Mundo México 1970, pero esta vez no como canción principal.

· El 16 de julio de 1966, en Wembley, se jugó el partido inaugural del Campeonato del Mundo con la presencia de la Reina Isabel II, la misma monarca que permanece en el trono británico 48 años después. Era la gran oportunidad de demostrar al mundo que los inventores del fútbol eran también excelentes futbolistas. Uruguay, dirigido por Ondino Viera, con la base del Peñarol campeón del mundo de clubes, le dejó la iniciativa a los ingleses y con una férrea defensa anuló el ataque comandado por Bobby Charlton y el encuentro finalizó 0 a 0. Luego, los celestes le ganarían a Francia por 2 a 1 con goles de Rocha y Cortés, para clasificar a segunda ronda al empatar 0 a 0 con México, que contaba en sus filas con el legendario arquero Antonio Carbajal.

· Nunca como en 1966, una Selección Brasileña viajó para un Mundial con tanta certeza de que ganaría el torneo. Pero los contínuos enfrentamientos en el seno de la CBF entre Joao Havelange y Paulo Machado de Carvalho provocaron diferencias en cuanto a los nombramientos del técnico y jugadores. En abril de 1966 se hizo la convocatoria y más que un grupo de grandes jugadores parecía un mosaico de 15 clubes diferentes. El día 16 de junio se realizaron las primeras eliminaciones y alguna de ellas como la de Carlos Alberto provocaron rechazo y se llevó a Djalma Santos que tenía 37 años. Al día siguiente, la selección partió en un Boeing 707 rumbo a Europa. Entre los futbolistas más cotizados estaban el arquero Gilmar, los defensas Djalma Santos y Orlando, los volantes Zito y Gérson, y los atacantes Garrincha, Jairzinho, Tostao y Pelé dirigidos nuevamente por Vicente Italo Feola.

· Brasil debutó el 12 de julio ante Bulgaria en un partido con juego muy agresivo de parte de los europeos, pero Pelé abrió el marcador de tiro libre, aunque unos minutos más tarde se retiraba lesionado, hipotecando las chances futuras de los brasileños. El gol de Garrincha aseguró el triunfo de Brasil por 2 a 0. Ante Hungría, Tostao fue titular en lugar de Pelé y anotó el empate parcial, pero con goles de Farkas y Meszoly, Hungría venció por 3 a 1. Portugal aparecía en el camino del campeón que daba ventajas con un Pelé apenas recuperado que se mantuvo en pie hasta los 25 minutos cuando fue derribado violentamente por el zaguero Morais. Dos conquistas de Eusebio marcaron el 3 a 1 que dejó fuera del torneo al vigente campeón.

· Argentina era dirigida por José María Minella y había tenido una gran actuación en la Copa de las Naciones organizada por Brasil en 1964, donde en una semana le ganó a Portugal 2 a 0, a Brasil 3 a 0 y a Inglaterra por 1 a 0. Sin embargo, Minella fue sustituido por Osvaldo Zubeldía que dirigió algunos encuentros; pero el que finalmente concurrió al mundial fue el “Toto” Lorenzo. que contaba con buena materia prima: Antonio Roma, Roberto Perfumo, Silvio Marzolini, Antonio Rattín, Jorge Solari y los delanteros Luis Artime y Oscar Más.

· En el primer partido de grupo, Argentina venció a España 2 a 1 con doblete del “Artillero” Luís Artime, quien en ese momento jugaba en Independiente. Ante Alemania Federal, los albicelestes defendieron el empate en cero, luego que expulsaran a Rafael Albrecht. Para el tercer partido, Argentina tenía que ganar para asegurarse un boleto a los cuartos y lo hizo. Fue 2 a 0 contra Suiza con goles de Artime y Onega.

· A los cuartos de final clasificaron Inglaterra, Uruguay, Alemania, Argentina, Portugal, Hungría, URSS y Corea del Norte.

· El 23 de julio, la mano de Stanley Rous entró nuevamente en acción, cuando ya habían quedado atrás tres representantes del continente americano: Brasil, Chile y México. El primer objetivo fue la elección de los jueces para los partidos Inglaterra-Argentina y Alemania-Uruguay. Pese a que en los cuartos de final no podían actuar jueces involucrados en la definición de esa etapa, el alemán Kreitlein le arbitró a Inglaterra  y el inglés Finney lo hizo con Alemania. Los resultados fueron polémicas derrotas de Argentina y Uruguay y varios expulsados en ambos equipos. Alemania e Inglaterra, de acuerdo con el plan de FIFA, seguían rumbo a la final.

· En los encuentros restantes, la suerte no estuvo del lado de Hungría ante el dominio físico de los rusos con la energía de Voronin y el oportunismo de Porkujan, que con su tanto le dio la victoria a la Unión Soviética por 2 a 1. Mientras tanto, Portugal, con un triplete espectacular de su solista Eusebio, remontó un 3 a 0 en contra ante Corea del Norte para definir el encuentro por 5 a 3. A las semifinales llegaban Alemania, Unión Soviética, Inglaterra y Portugal.

· En la primera semifinal, el 26 de julio, llegó la primera gran demostración del local que contó con un inspirado Bobby Charlton, quien hizo dos goles y la despiadada marca de Nobby Stiles que anuló al mejor jugador lusitano, Eusebio, quien solo pudo marcar el descuento de penal. El 2 a 1 dejaba a Inglaterra en la ansiada final. Bueno es acotar que el encuentro se debía haber disputado el 25 y no en Wembley, pero Stanley Rous, amo y señor, cambió la fecha y el estadio. Inglaterra quería a toda costa su Copa.

· Por ello, un día antes en Liverpool jugaron Alemania y la Unión Soviética para decidir al otro finalista. Los alemanes no debieron esforzarse mucho, ya que el árbitro italiano Lo Bello se encargó, con sus polémicos fallos, de favorecer a los germanos. Permitió que golpearan a Iosif Sabo, no sancionó un claro penal de Schnellinger y así no extrañó que sobre los 44 minutos, Haller hiciera el primer tanto. En el complemento, Chislenko fue expulsado y allí apareció un exquisito Beckenbauer para marcar el segundo tanto. A los 88 minutos descontó Porkujan, pero ya era demasiado tarde y Alemania estaba en la final.

· El 30 de julio, las selecciones de Inglaterra y Alemania Federal definirían un Mundial que para ese momento ya era una vergüenza. El tiempo reglamentario finalizó 2 a 2 con un gol de Weber en el último minuto. En la prórroga, más precisamente en el minuto 101 Hurst remató, la pelota impactó en el horizontal, bajó para rebotar sobre la línea y nunca ingresó al arco.  El árbitro suizo Dienst validó la conquista a instancias del línea soviético Bakhramov. Este asistente, años más tarde diría: “No vi entrar la pelota, pero Dienst descargó sobre mi espalda toda la responsabilidad. ¿Que podía hacer?”

· Con Alemania volcada en busca del empate, Geoff Hurst sentenció el partido con un disparo seco en el minuto 120. Con su gol, el delantero del West Ham se convirtió en el único jugador que ha anotado tres goles en una final mundialista, dando a Inglaterra el que hasta ahora es su único título en un Mundial. El capitán, Bobby Moore, condujo a su equipo hasta el Palco Real para recibir el trofeo de manos de la Reina Isabel II.

· El español Pedro Escartín, miembro del Comité de Arbitrajes de FIFA en el Mundial de Inglaterra 66, denunció en su libro “El Mundial defensivo” el escándalo arbitral que se produjo en dicho torneo. “Stanley Rous, presidente de FIFA, quería que la Copa quedara en Europa. Fue patético ver a Pelé volar por los aires en el encuentro con Portugal, donde salió lesionado, ante la mirada complaciente del juez inglés McCabe. En Inglaterra -Argentina, por cuartos de final, el juez aleman Kleiten expulsó al capitán albiceleste Rattín, mientras que simultáneamente su colega, el inglés Finney, en Alemania–Uruguay, no cobraba un claro penal a favor de los uruguayos y luego expulsaba a dos jugadores. Finalmente, Stanley Rous logró su propósito e Inglaterra ganó el Mundial venciendo a Alemania generando polémicas de todos los sectores que continuan hasta el día de hoy.”

Mundial de 1970 – MÉXICO

Mexico 70Brasil cautiva al mundo con un equipo de ensueño liderado por Pelé.

· El 8 de octubre de 1964, FIFA se reunió en el Metropolitan Hotel de Tokio para elegir por votación al país sede del Mundial de 1970 entre  dos candidatos: Argentina y México. Las autoridades se decidieron por el país norteamericano. Tres fueron las principales novedades: por primera vez África pasó a tener un cupo directo; se comenzó con la aplicación de las tarjetas para amonestar a los jugadores – aunque no se registró ningún jugador expulsado- y se permitió la sustitución de dos jugadores, algo que se había puesto en práctica en las Eliminatorias.

· Luego de la mala actuación tenida por Brasil en 1966, se produjeron muchos cambios, entre ellos los de técnicos, ya que en la preparación de la Selección Brasileña desfilaron varios como Aymoré Moreira y Joao Saldanha, hasta que finalmente se decidió llamar a Mário Jorge Lobo Zagallo. Este era bicampeón carioca con Botafogo en 1967 y 1968, y pese a que solo tenía tres años como técnico, poseía una enorme experiencia como jugador. Zagallo llamó a 26 jugadores, entre los que se encontraba Pelé, pero en la gente no había mucha confianza en que se conseguiría un nuevo Mundial. Brasil fue la primera selección en arribar a suelo mexicano, a Guadalajara, 30 días antes del comienzo de la Copa.

· En Brasil por primera vez se podían ver los partidos por TV en blanco y negro, via Embratel, la empresa estatal creada en 1965. La primera trasmisión por TV en colores ocurriría el 19 de diciembre de 1972 entre la Selección de Caxias y Gremio.

· Cinco estadios fueron utilizados en el Mundial: el Azteca en Ciudad de México con capacidad para 115 mil espectadores; el remozado Jalisco en Guadalajara; el Cuauhtémoc en Puebla; el León en la misma ciudad y la Bombonera de Toluca. El 10 de enero de 1970, en el Hotel María Isabel de la capital mexicana, se realizó el sorteo de los grupos en una ceremonia trasmitida por TV para Europa y América del Norte. La altura del Azteca, 2.200 metros a nivel del mar y los horarios de los partidos al mediodía fueron temas muy criticados.

· La empresa Adidas fabricó especialmente las pelotas Telstar, con 20 hexágonos blancos y 12 pentágonos negros, llamadas así en honor al nombre del primer satélite lanzado por los Estados Unidos en julio de 1962. Este nuevo diseño del balón se podía ver con mayor claridad en los televisores blanco y negro.

· El camino de Brasil hacia la conquista de un nuevo título no tuvo mayores inconvenientes. El técnico Zagallo rodeó a Pelé con cuatro números 10: Gerson, Tostao, Rivelino y Jairzinho, quienes hicieron un gran fútbol venciendo 4 a 1 a Checoslovaquia, 1 a 0 a Inglaterra y 3 a 2 a Rumania para clasificar a los cuartos de final.

· En cuartos de final, Alemania e Inglaterra jugaron en el Estadio de León a las 12 del mediodía, con 42 grados celsius de temperatura y allí, luego del tiempo extra, Alemania ganó 3 a 2 con gol de Müller; mientras que Uruguay, a la misma hora en el Estadio Azteca, también en tiempo extra eliminaba a la poderosa Unión Soviética con una milagrosa jugada de Cubilla que envió un centro para el cabezazo de Víctor Espárrago en el minuto 119.

· México, que tenía su valla invicta, en la Bombonera de Toluca no pudo con la fuerza ofensiva de los italianos, que vencieron por 4 a 1; por su parte, en uno de los mejores partidos del torneo en el estadio Jalisco de Guadalajara, con dos goles de Tostao, Rivelino y Jairzinho, Brasil vencía por 4 a 2 a una formidable escuadra de Perú liderada por Teófilo Cubillas.

· En esas semifinales, curiosamente se reunían cuatro países que habían vencido en 7 de las ocho Copas anteriores: Brasil, Italia y Uruguay (dos títulos cada uno) y Alemania.

· Nuevamente el peso político de Brasil apareció en escena y en vez de jugar su partido semifinal en la altura del Azteca, hizo modificar el reglamento y los uruguayos debieron viajar en ómnibus varias horas  (556 km.) hasta el Estadio Jalisco de Guadalajara, donde se encontraban los brasileños. Uruguay se adelantó con gol de Cubilla a los 18 minutos; empató Clodoaldo a los 45, mientras que Jairzinho y Rivelino dieron cifras definitivas en el segundo tiempo para el 3 a 1.

· Mientras esto sucedía, en el Estadio Azteca jugaba Italia, que necesitaría de tiempos extras para vencer a Alemania por 4 a 3 en uno de los mejores partidos del campeonato y de esa manera clasificar a la final ante Brasil.

· El domingo 21 de junio, con la presencia del Jefe de Estado Gustavo Díaz Ordaz, el presidente de FIFA Stanley Rous y el presidente del Comité Organizador Guillermo Cañedo, en el Estadio Azteca se enfrentaron, ante 107 mil personas y a las 12 del mediodía las selecciones de Brasil e Italia. A los 18 minutos, Pelé sorprendió a Burgnich y al arquero Albertossi para marcar de cabeza el gol número 100 en los Mundiales de Brasil. Empató Bonisegna para Italia, cerca del final del primer tiempo. En el complemento anotaron Gérson, Jairzinho (que marcó en todos los partidos) y Carlos Alberto, quien le colocó cifras definitivas al marcador, 4 a 1, para que Brasil conquistara su tercer título mundial. En todo el planeta, 700 millones de espectadores vieron por TV al capitán Carlos Alberto, jugador de Santos de 25 años de edad, levantar el Trofeo Jules Rimet.

· Uruguay, dirigido por Juan Eduardo Hohberg, terminaría en el cuarto lugar luego de perder ante Alemania por 1 a 0, con gol de Overath .

· Gerd Müller, jugador del Bayern Munich, marcó 10 de los 95 goles convertidos en el Mundial. En la selección germana disputó 62 partidos y señaló 68 goles.

· Luego del Mundial, Pelé disputó sus dos últimos partidos con la camiseta verdeamarelha: el 14 de julio de 1971, en Morumbí, marcó su último gol ante la Selección de Austria y el día 18 se despidió ante su público, 140 mil personas, en Maracaná contra Yugoslavia, sin poder anotar en el empate 2 a 2 . Esa tarde, Pelé se quitó su camiseta con el emblemático número 10, se la entregó a un niño de 10 años y se retiró con toda la gloria sobre sus hombros.

· En 14 años como jugador de la Selección Brasileña, Pelé disputó 114 partidos, marcó 95 goles, participó en cuatro Mundiales y ganó tres de ellos. “O Rei Pelé” dejó una huella imborrable en la historia del fútbol.

ottati-sports