El Mundo Jurásico de Steven Spielberg

Indomin

          “Jurassic World” es la película que más recaudó en la historia en su primer fin de semana de estreno, con una cifra de $208,806,270. Esa marca superó a “The Avengers”, del año 2012, que había recaudado $207,438,708.
          “Jurassic Park” fue un éxito en taquilla en el verano de 1993, un acontecimiento cinematográfico irrepetible en el que se produjeron imágenes y sonidos emblemáticos del cine. La película utilizó efectos visuales pioneros que nos hicieron creer que los dinosaurios volvían a pasearse por nuestro planeta. Ahora, la película original de Steven Spielberg vuelve a sus orígenes al cobrar vida el parque temático con el que todos soñaban, bienvenidos a Jurassic World.
          JURASSIC WORLD transcurre exactamente 22 años después de los acontecimientos acaecidos en Isla Nublar. Jurassic World es el primer parque temático del mundo que combina realmente las maravillas de la ciencia con la comodidad y el lujo al que están acostumbrados los viajeros internacionales. Parque Jurásico, la película original, se estrenó en 1993 y Steven Spielberg explica que no tuvo la intención de revolucionar el mundo del cine. Solo quería estar a la altura del increíble relato de Michael Crichton: “Son los demás quienes deben decidir si una historia tiene éxito o no, pero desde un punto de vista tecnológico, fue un punto de referencia para toda la industria. Eran personajes creados digitalmente por computadora que parecían totalmente reales. Nuestro T. Rex digital incluso se paseaba bajo la lluvia”.
          Después de las siguientes dos entregas, Jurassic Park: El mundo perdido (1997) y Parque Jurásico III (2001), el productor reconoce que tenía muchos otros proyectos en mente. “Me cruzaba con muchas personas a las que no conocía y me preguntaban: ‘¿Para cuándo el siguiente Parque Jurásico?'”, dice Steven Spielberg. “Me di cuenta de la cantidad de veces que me habían hecho la pregunta y empecé a considerar la posibilidad de una nueva entrega”.
Steven Spielberg y Frank Marshall confiaron plenamente en el joven director Colin Trevorrow quien podría crear la magia, las emociones y el asombro que el público espera de una entrega de Parque Jurásico, además de dar una perspectiva nueva y diferente a la narración. “Había visto “Seguridad no garantizada, y la última escena de la película me convenció de que Colin debía dirigirla”, explica Spielberg. “Salté de mi asiento con esta última escena. Cuando empezamos a buscar un realizador, quisimos encontrar a un gran narrador, una técnica que Colin domina totalmente”, añade Frank Marshall.
          Colin Trevorrow y Derek Connolly, su socio guionista, se centraron en crear personajes fuertes, muy construidos, además de añadir intriga y amplitud a la historia. “Nos preguntamos por qué debía haber otra entrega”, explica el realizador. “Teníamos muy claro que no queríamos otra película de gente escapando de los dinosaurios y gritando. Ya se hizo muy bien en su día”. Derek Connolly reconoce que se enfrentaron a un recorrido narrativo nada sencillo: “La magia de Parque Jurásico se debe al tono de los personajes, así como a la mezcla de humor, terror y ciencia. Quisimos incorporar este mismo hilo conductor a nuestro guión”.
          “Un aspecto importante de Parque Jurásico y sus secuelas es la fuerza de carácter de los personajes”, dice el productor Patrick Crowley. “Ellos impulsan la narración. Tratándose de dinosaurios cazando y comiéndose a gente, es necesario sentir afecto por esa gente”. El protagonista de la historia es un hombre de decisiones rápidas. Owen es un exmilitar consciente del lugar precario que ocupan los seres humanos en el orden natural y que actualmente trabaja en un centro de comportamiento animal en los confines de Jurassic World. Requerido con urgencia por Claire, la directora del parque, Owen deberá hacerse con las riendas de la crisis antes de que todo se convierta en un caos. Es un aventurero nato, el típico héroe que sobrevive gracias a su ingenio, instinto y conocimiento del medio. Los productores y el director encontraron a Chris Pratt, un actor cómico convertido a estrella de acción, cuya última película ha sido Guardianes de la Galaxia. Chris Pratt es otro gran seguidor de Parque Jurásico: “Tenía 14 años y era fácil impresionarme. Era una mezcla de ciencia e imaginación con un suspenso tremendo, unas imágenes alucinantes y una gran historia. Vi la película dos veces más ese mismo fin de semana”. La fuerza física y de carácter, así como la firmeza de Owen, atrajeron al actor. Reconoce que debió esforzarse para no dar rienda suelta a su vena cómica durante el rodaje: “Owen es un tipo estoico, de reacciones rápidas y me costó mucho no soltar alguna tontería”.
          Bryce Dallas Howard, que ha demostrado su enorme talento en taquilleras películas como la saga Crepúsculo o Spider-Man 3, interpreta a Claire, la directora de operaciones de Jurassic Word que se esfuerza para que todos los visitantes disfruten al máximo. Claire observa el parque temático desde la seguridad de una cabina de control, donde controla toda la actividad humana, de los dinosaurios y de cualquier otra índole a una prudente distancia. Cuando todo se desmorona, Claire descubre el parque desde otra perspectiva, la de presa.? Cuando vemos a Claire por primera vez, comprendemos enseguida que su vida personal ha sido relegada a un segundo plano; “La experiencia le permitirá reencontrar su lado humano, volver a abrirse y dejar de pensar solo en términos de rendimiento y beneficio”.
          Cuando la nueva creación del parque, un gigantesco dinosaurio, muestra signos inesperados de inteligencia, Claire no tiene más remedio que recurrir a Owen. La química entre dos personajes testarudos, dispares y, al parecer, opuestos, es innegable. “Sabemos que algo pasó entre ellos un día que salieron juntos, y Owen disfruta metiéndose con ella porque siempre está tensa”, explica Chris Pratt.
          Como suele pasar en las películas de Spielberg, nos adentramos en la magia de Jurassic World a través de la mirada de un niño. Gray es un niño de 11 años con una curiosidad y una energía ilimitadas que se muere de impaciencia por llegar a Isla Nublar. Él está decidido a explorar cada rincón de la isla y a no perderse un solo detalle. Para el papel de Gray se escogió a Ty Simpkins, conocido por su papel en Iron Man 3. Cuando estalla el caos en Isla Nublar, Gray y su hermano mayor Zach, no tienen más remedio que contar el uno con el otro para sobrevivir.
          El único personaje de la primera entrega que regresa es el Dr. Wu, el jefe genetista de John Hammond, al que interpreta BD Wong. Es el científico jefe del departamento de genética responsable de unir el pasado con el presente. Colin Trevorrow explica que “Queríamos contar con un personaje de la película original, y aunque entonces solo se le veía durante un par de minutos, en el libro es un personaje de mucha más importancia y un componente crucial de la historia. Esta película gira en torno a la ciencia y la genética, por lo que decidimos incluir a un personaje que estuviese al corriente de todo lo que había pasado y nos retrotrajera a aquel mundo”.

Jurassic_Doors_
          JURASSIC WORLD es ante todo un parque temático internacional, y tanto el realizador como los productores querían que el reparto lo reflejase. “Era importante que hubiera actores de diferentes países”, explica Frank Marshall. “Hemos trabajado con un fantástico reparto internacional”. El multimillonario y ostentoso Simon Masrani hará realidad el sueño del Dr. John Hammond de crear un lugar seguro donde convivan seres humanos y dinosaurios. A pesar de las repetidas advertencias de Owen, Masrani está más interesado en dejar boquiabiertos a los visitantes del parque creando un peligroso dinosaurio mediante ingeniería genética que en preocuparse de saber cómo retenerlo. El papel del carismático empresario recayó en Irrfan Khan, un conocido actor en India, su país natal, que se dio a conocer por su magnífico papel en La vida de Pi y en Slumdog Millionaire.
          La persona que más se interesa por el trabajo de Owen con los velociraptores y su posible aplicación en situaciones bélicas es Hoskins, un agente que espera el momento adecuado para hacerse con los resultados. Para él, los animales en el parque temático no son criaturas inteligentes, sino simples objetos con un potencial desconocido para hacer crecer los beneficios. El veterano actor Vincent D’onofrio, da vida a Hoskins. “Es difícil decir que haces de malo en una película de dinosaurios porque los malos suelen ser los dinosaurios.”, dice el actor.
Pero Chris Pratt ofrece otra posibilidad: “El auténtico malo de la película es el progreso. Se realizan numerosas investigaciones científicas para su posterior aplicación militar, forma parte del funcionamiento de nuestra sociedad”.
          No hay otro parque temático como Jurassic World en funcionamiento en el mundo; es el sueño del parque ideado por John Hammond hecho realidad. Colin Trevorrow y su equipo se propusieron crear un mundo mágico más anclado en la realidad que en la fantasía. “Nos pareció importante dar la sensación de que el parque podría existir en nuestra época y que no fuera una cosa de ciencia-ficción”, dice el realizador. ”
Para recuperar los majestuosos paisajes de Parque Jurásico había que regresar a Isla Nublar o, mejor dicho, a Hawai, el estado que hizo las veces de Costa Rica. Por suerte, el equipo de localizaciones descubrió que la mayoría de los decorados estaban casi intactos. Era posible recuperar los mismos paisajes sin hacer un uso excesivo de imágenes digitalizadas. “Debíamos desplazarnos a un ambiente muy verde para emular la selva. Por otra parte, las tres anteriores películas de Parque Jurásico se habían rodado en Hawai”, explica el productor Patrick Crowley. “También queríamos llevar a los espectadores a lugares desconocidos, y es verdad que hay zonas de Hawai tan sombrías y profundas que parecen el hogar de Tarzán”.

Dientes Dinos          
El epicentro del parque temático Jurassic World, instalado en Isla Nublar, es la Calle Principal, donde hay tiendas, restaurantes y diversas opciones de entretenimiento. Desde un principio, el director y los productores decidieron que la calle principal del parque temático se construyera a escala real. Después de buscar el lugar ideal que reuniera todas las condiciones necesarias para una construcción de semejante envergadura, el departamento artístico empezó a trabajar en un parque de atracciones de la cadena Six Flags abandonado en Nueva Orleans. A pesar de no poder utilizar la infraestructura del parque debido a los destrozos ocasionados por el huracán Katrina, el equipo se sirvió del inmenso aparcamiento equivalente a unos seis estadios de fútbol para construir Jurassic World. Antes de empezar a rodar en la calle principal, varios departamentos unieron sus fuerzas para decorar, preparar, iluminar y montar el plató. Los actores y los técnicos llegaron de Hawai un sábado y se empezó a filmar el lunes siguiente. Colin Trevorrow recuerda el momento en que pisó el decorado por primera vez: “Me emocioné cuando entré en la calle principal. No fui el único en detenerme y asombrarme al descubrir un mundo de semejante tamaño. Entré en el plató y sentí que era auténtico”. Frank Marshall comparte la opinión del director: “Cuando entramos en el decorado completamente acabado con 800 extras disfrutando de todo lo que ofrece la calle principal, fue asombroso, estábamos en el parque temático”.

          En JURASSIC WORLD han transcurrido más de dos décadas desde que los nefastos acontecimientos en Isla Nublar amenazaron con aplastar el sueño de John Hammond. Pero ahora, con más de 20.000 visitantes diarios, Jurassic World ha cambiado la perspectiva que tenemos de los dinosaurios. Ya no es tan novedoso pensar que hay dinosaurios en la Tierra, nos hemos acostumbrado a la idea. Los dinosaurios más queridos por los amantes de la primera película son parte de la nueva entrega, pero con rasgos insospechados. Los dinosaurios de JURASSIC WORLD, algunos de ellos totalmente nuevos, andan, corren, nadan y vuelan. Mientras trabajaba en el guión, el director tuvo en cuenta qué dinosaurios debían regresar. “Soy un fan de la primera película, y no me hubiera perdonado no incluir a algunos dinosaurios en esta entrega. Me parece importante que un dinosaurio como el T. Rex vuelva y ocupe un lugar acorde a su importancia. Para mí, el T. Rex es el protagonista de Parque Jurásico, por eso creía que debía aparecer en esta”.
          El público sigue acudiendo en masa al Parque, pero cada vez cuesta más asombrar a los visitantes. Preocupados por las posibles consecuencias, en la empresa se esfuerzan por atraer al público creando una nueva “atracción” con la esperanza de que Jurassic World vuelva a ser el súmmum. Para conseguirlo, van más allá de la ética científica, lo que obliga al Dr. Wu y a su equipo a pisar un terreno cuestionable, el de la modificación y mezcla genética. Crean un género de una sola especie, el Indominus Rex. Se trata de un dinosaurio modificado con un ensamblaje genético procedente del T. Rex, del carnotaurus, el marjugasaurus, el rugops, el giganotasaurus y unos cuantos más. El gigantesco Indominus Rex, que mide 12 metros de largo, es la criatura más inteligente, más grande y más malvada que jamás se ha creado en Isla Nublar. Efectivamente, se escapa y empieza a matar por diversión y pone en peligro a toda criatura viviente en la isla.
          En JURASSIC WORLD, Phil Tippett, ha supervisado el desarrollo, características y movimientos de los dinosaurios, especialmente de los velociraptores, las grandes estrellas de la saga. “Colin estaba interesado sobre todo en que supervisara escenas clave con los velociraptores, llamados Blue, Charles, Delta y Echo, que requerían movimientos especiales”, explica Tippett. “Los velociraptores eran animales fantásticos que debían poseer cierto nivel de inteligencia, más o menos como un cuervo. Me centré en darles personalidad y recalcar que eran criaturas brillantes, aunque aterradoras”.
          Aunque los adelantos en la técnica de efectos generados por ordenador ha dado pasos de gigante desde entonces, haciendo innecesario el uso de la animatrónica durante el rodaje, Colin Trevorrow insistió en que se usara un dinosaurio animatrónico como homenaje a los artistas y artesanos que inventaron los efectos visuales. Mientras buscan a los sobrinos de Claire en el valle de Isla Nublar, Owen y la directora encuentran a un Apatosaurus a punto de morir y se sientan a su lado mientras el dócil gigante se apaga. Se trata de una escena en la que dos seres humanos comparten algo profundo con un dinosaurio, por lo que el realizador pensó que una criatura animatrónica ayudaría a los actores a sentir la intensidad del momento de forma mucho más directa. “No digo que la animatrónica sea lo ideal hoy en día para crear un monstruo o una criatura”, dice Colin Trevorrow. “Es mucho más sencillo usar efectos generados por ordenador cuando los actores deben correr delante de un monstruo, pero sabía que en este caso crearíamos algo que pocas veces se encuentra en el cine actual. Me refiero a algo que puede tocarse, que respira. No hay nada comparable a eso. Me pareció imposible hacer una película de Parque Jurásico sin al menos una criatura animatrónica”. La creación del Apatosaurus duró cerca de tres meses. La cabeza de tamaño natural está formada por una calavera dura rodeada de tejidos blandos que se doblan y vejigas incorporadas para simular la respiración. Cuatro marionetistas y John Rosengrant manejaron el enorme muñeco que alzaba y giraba la cabeza, respiraba por la nariz y la boca, parpadeaba y movía las pupilas. Todos sus movimientos estaban perfectamente coreografiados simultáneamente con la escena. “Es como un concierto en el que todos los músicos se preocupan de dar la nota a la vez”, explica el supervisor. “Cada uno manipula una cosa, pero cuando lo hacemos sincrónicamente, la criatura cobra vida gracias a la suma de los componentes”. Chris Pratt acaba diciendo: “Cuando lo vi, pensé que solo era un dinosaurio caído, pero empezó a respirar y a moverse. Movía la lengua, la boca, los ojos y el cuello. Se me puso la piel de gallina”.

Jurass World