Acción vertiginosa a bordo de un 767 en “Non-Stop” con Liam Neeson

Posted on: Mar/2014, by :

Esta película de suspenso reúne nuevamente a Liam Neeson con el director de “Unknown”: Jaume Collet-Serra. “Non-Stop” demostró ser un título muy adecuado para este nuevo filme. Los escritores Chris Roach y John Richardson crearon una historia llena de adrenalina que llamó la atención de muchos ejecutivos de la industria… especialmente de Silver y Rona.

La historia nos da a conocer a Bill Marks, un expolicía de Nueva York que descansa en su sucio coche en el aeropuerto, acabando lo que le queda de whisky. Luego va a trabajar, mientras intenta pensar en algo que pueda tener de interesante su trabajo. Claramente, es un hombre que está perdido. Mientras se prepara para subir a bordo del 767, para lo que aparentemente va a ser un vuelo rutinario, el alcohólico Marks está al límite de sus fuerzas. Solo quiere cumplir con las horas que le tocan y volver tan rápido como sea posible.

Al subirse al avión, con la vista nublada, pero sorprendentemente aguda, Marks se encuentra con compañeros del vuelo, que pronto nos resultarán familiares, e intercambia miradas con la auxiliar de vuelo Nancy, a quien parece conocer bien. Nada parece fuera de lo normal pero poco después de despegar, descubrimos que Marks es un oficial de seguridad. Comienza a recibir mensajes de texto en la red de seguridad del avión, donde le exigen que fuerce a la aerolínea a transferir 150 millones de dólares a una cuenta secreta o un pasajero morirá cada 20 minutos. Cuando se da cuenta de que no están bromeando y que los mensajes vienen de alguien que está a bordo del avión y que va muy en serio, comienza la carrera  contrarreloj para resolver el misterio.

El resto de la historia se desarrolla en tiempo real, mientras Marks se pregunta quién es de fiar realmente, a la vez que la tripulación y los pasajeros aterrorizados se preguntan si es Marks quien intenta sabotear el vuelo. Silver, que ha producido películas de acción tan legendarias como “Jungla de Cristal” y “Jungla de Cristal 2”, así como todas las películas de las series de “Arma Mortal” y “Matrix”, explica: “Cuando Liam lo leyó, dijo ‘Hagamos esta película.’ Yo sabía que le atraparía y no le dejaría escapar. Tiene un misterio increíble, y no sabes en quién confiar. Acabas sospechando de todos”.

Non-Stop-Poster=

Como dice Silver, los cineastas tienen una oportunidad increíble con Neeson: “A Liam se le ha considerado un gran actor a lo largo de toda su carrera, pero en los últimos años, se ha convertido en una estrella de acción”. El productor comenta que Neeson, quien en su juventud fue boxeador posee una vulnerabilidad que hace que al público le encante verle en este tipo de papeles. “Liam es un actor que tiene al público en el bolsillo desde el momento en que sale en pantalla. Quieren que tenga éxito y que no le hagan daño”.

Rona dice: “Te guían a lo largo de todo el proceso con Bill Marks y desde su perspectiva. No sabes quién es el malo hasta el final. Solo sabes que estás en este ambiente cerrado, viajando a gran velocidad sobre el océano, y el malo está encerrado en el avión contigo. Aunque Non-Stop sea una película de acción, también es un thriller que remite a las películas de Hitchcock donde la sospecha cae sobre todos”.

La transición de Neeson, desde el principio de su carrera como actor dramático serio a estrella internacional de acción, ha sido bien documentada por la prensa y ha maravillado a sus compañeros de profesión. Aún así, nunca da nada por hecho. El intérprete admite que se sintió atraído por el papel de Bill Marks por los defectos del personaje y por el hecho de que el expolicía tenía que ganarse la confianza de los pasajeros y del público al mismo tiempo. Neeson señala: “Me emocioné cuando Joel me llamó con esto”, dice el actor. “Literalmente, no podía dejar de leer página tras página”.

El director dice: “Me aterra volar, y ese es uno de los motivos por el que hice esta película. Quería explorar mi miedo a volar y, como director, mi miedo a hacer una película en una sola localización”. Supo apreciar los elementos psicológicos del guión que exploran las relaciones humanas en un espacio reducido. Esta es una película de ese tipo, en la que conoces a un montón de gente y no sabes quiénes son. Sabes lo que aparentan ser, pero en esta película revelan quienes son realmente. Collet-Serra también estaba emocionado al tener otra oportunidad de trabajar con Neeson: “Liam aporta mucha credibilidad a los personajes que interpreta, y tiene este don y simplemente crees en él. En este tipo de películas que me gusta hacer – energéticas y vertiginosas – no tenemos mucho tiempo para un desarrollo detenido de personajes al comienzo de la película. Es importante tener un actor que pueda transmitir emociones al público desde el principio.”

Neeson aprecia todo lo que aporta el director español al set. Explica: “Jaume es un cineasta apasionado. Su conocimiento de cámaras es fenomenal. Sabe si algo es excesivo o no es suficiente y puede comunicar esa información de una manera muy concisa.”

Con el protagonista elegido, era hora de que los cineastas encontrasen el reparto para “Non-Stop”. Después de subir al avión, Marks se sienta junto a Jen Summers, interpretada por la incomparable Julianne Moore. Collet-Serra explica el papel de su personaje en el thriller: “En esta película, Liam y Julianne interpretan a dos extraños que se ven obligados a trabajar juntos por los acontecimientos en el avión”. Collet-Serra comenta: “Tienen una química increíble. Liam y Julianne juntos hacen una pareja emocionante. Aporta mucho a la película porque ofrece a Liam la posibilidad de lidiar con alguien con su mismo nivel de talento. Es agradable y vulnerable, y tiene todos estos elementos que quieres que tenga tu protagonista femenina.. y también hace de sospechosa de una manera genial”. Moore explica: “Me gusta la idea de que todos en un espacio pequeño están viviendo el mismo drama al mismo tiempo. Me recordaba a las películas de los setenta, donde tienes a todas estas personas en situaciones peligrosas, y todo se mueve muy rápido. No sabes lo que va a ocurrir, no sabes quién es el malo. Mi personaje está buscando un asiento de ventana activamente, pero no sabes por qué. La vas conociendo según avanza la película, pero no sabes cuál es su historia porque evita contarla”.

La actriz nominada al Emmy, Michelle Dockery, interpreta el personaje de la azafata Nancy. En cuanto a su conexión con el oficial del vuelo, al principio no queda claro qué conlleva su relación. Ella explica: “Nancy y Bill tienen cierta familiaridad. Han estado en los mismos vuelos juntos, y ella ha visto unas cuantas de sus borracheras en ese tiempo. Es consciente de sus problemas y por eso es alguien a quien él pide ayuda como una aliada; ella le conoce bien”.

Los actores de reparto – y potenciales asesinos – a bordo del vuelo incluyen al artista neoyorquino nominado al Tony, Omar Metwally, interpretando al único doctor a bordo del avión, un papel que juega con las expectativas del público. Metwally comenta: “Fahim es musulmán practicante, así que empieza a estar bajo sospecha por parte de algunos de los pasajeros. Imagino que el público estará pensando, ‘no puede ser él porque sería demasiado estereotípico, pero quizá es tan obvio que sea él’. La película es genial en el modo en que muestra estos pasajeros diferentes, y acabamos conociéndoles poco a poco.  Completando el reparto está la reciente ganadora del Oscar por “12 años de esclavitud“, Lupita Nyongo, como la azafata Gwen en un papel muy pequeño, ya que esta es solamente su segunda película en Hollywood.

Rodar en un avión de tamaño exacto era un reto para el reparto y el equipo. Silver cree que Collet-Serra y su equipo – liderados por el director de fotografía Flavio Labiano – han innovado con técnicas que emplearon para “Non-Stop”: “Jaume nos introduce en la historia de una manera que no hemos visto antes. Por la forma en que el equipo ha incorporado las cámaras en el avión, nos han ofrecido una manera única de mostrar este tipo de historia”. Aparte de algunas escenas rodadas en el Aeropuerto JFK y en una pista de aterrizaje en el Este de Long Island, “Non-Stop” se filmó por completo en un escenario en Brooklyn, Nueva York, del tamaño justo para albergar un avión en el set. Para el equipo de diseño, fue un poco como construir un barco dentro de una botella. El avión de unos 50 metros de largo, basado en un 767, tenía 29 asientos de primera clase y 159 asientos de clase turista, y se construyó de manera que los laterales se pudieran elevar para poder poner la cámara en una variedad de lugares.

Al construir el avión, Hammond y su equipo hicieron modificaciones al ancho estándar de un pasillo de un avión, para el equipo, y a la altura estándar de un avión, para la impresionante altura del protagonista. “Estamos hablando de un actor que mide 1.95 m. en un avión, es un set muy pequeño. No quieres que se golpee con el techo. Tienes que controlar el volumen del espacio para que puedas filmarle junto a los otros actores sin que todo se descuadre, pero tampoco quieres que todos los planos sean claustrofóbicos para él”. Había una pieza pequeña del set que estaba separada del avión, un duplicado del baño del avión, en la que tiene lugar una lucha clave entre el héroe y otro pasajero. Para rodar la secuencia, los cineastas usaron tanto el baño del avión como el duplicado – que parecía una cabina telefónica de madera. “Colocaron a dos hombres grandes en un baño diminuto y Jaume quiso hacerlo así. La idea de una pelea en un espacio pequeño fue algo que realmente aprovechó, dio energía a la pelea e implicó un tipo de coreografía distinta a la que se hubiera utilizado si hubieran rodado de otra manera”.

Non_Stop 003

MJ-Taxes==