Jalisco es México: Mezcala, una isla con historia
Publicado en: May/2010, por: Aventura Americana

Después del almuerzo en uno de los típicos restoranes del lugar, continuamos el recorrido por la carretera rodeando cerros para llegar hasta el pintoresco poblado de Mezcala de la Asunción.

Luego de caminar por sus calles empedradas, donde parece que el tiempo no ha pasado, llegamos a su plaza principal; allí se elevan las dos altas torres de la Parroquia y enfrente entramos al Museo que guarda objetos  encontrados de los primitivos habitantes y de los españoles durante la etapa de la Conquista. Allí fuimos recibidos por un joven guía local, Daniel Santiago de la Cruz, que está al frente del Museo Comunitario, quien fue el encargado de llevarnos a una lancha para que nos trasladara a la Isla de Mezcala, también llamada Isla del Presidio, a unos veinte minutos atravesando la Laguna de Mezcala.

Mientras recorremos la isla, Daniel nos cuenta: “El nombre primitivo de la isla en idioma náhuatl significa isla de roca y tierra. La isla siempre tuvo ocupación humana y por el 1300 los aztecas traen un ídolo: el dios de la lluvia. Entre 1812 y 1816, un grupo de indígenas deciden fortificarse en ese lugar para resistir contra la dominación española. Con la piedra existente hacen un fuerte, depósitos de pólvora, alojamientos y una iglesia. Durante cuatro años, 8 mil españoles pelean contra mil indígenas, quienes defienden su tierra, pero por la escasez de alimentos, un 25 de noviembre de 1816 llegan a un acuerdo con el Gobernador de la Nueva Galicia de Guadalajara, José de la Cruz y cada cual se va para su lugar de origen.”

“A partir de 1819 hasta 1855 -continúa explicándonos Daniel-  la isla funciona como presidio para delincuentes de alta peligrosidad. Ahora la utilizan como área de cultivo de verduras, y también hay árboles de guayabas, mandarinas, ciruelas y aguacates, que venden para Guadalajara. La piedra que existe es volcánica. Actualmente las fortificaciones se encuentran en proceso de recuperación, etapa que culminará en el 2010”, concluyó el guía.

En nuestro regreso en lancha por la laguna, disfrutamos de una hermosa postal: las dos torres de la Parroquia que se destacaban en la lejanía entre el verde intenso de la vegetación de los majestuosos cerros.

Mezcala