El fútbol africano intenta llegar más lejos en el Mundial de Brasil 2014

Historias

África encontró en el fútbol una manera de competir con el resto de los países y, además, se ha convertido en una fuente inagotable de formación de futbolistas que nutren las principales ligas del mundo.

Cada vez que se celebra la Copa Africana de Naciones se produce la convocatoria de alrededor de 200 futbolistas de las más importantes ligas europeas y en un número superior de la Liga Francesa.

Del 19 de enero al 10 de febrero del 2013 se jugó la 29na edición de la Copa Africana de Naciones con 16 seleccionados participantes, con sede en Sudáfrica, y la misma fue ganada por Nigeria, que logró su tercer título, al superar 1 a 0 a Burkina Faso. Egipto, con 7 títulos, continúa siendo el máximo ganador del torneo africano de selecciones.

Cuando se eligió a Sudáfrica como sede de la Copa del Mundo del 2010, los organizadores y la FIFA buscaron un momento de celebración para todo un continente futbolero que se lo merecía. Para las seis selecciones que compitieron, Argelia, Camerún, Ghana, Costa de Marfil, Nigeria y el organizador Sudáfrica, fue un gran reconocimiento por todo el aporte puesto de manifiesto en muchas ocasiones para apoyar al fútbol mundial. Sudáfrica se comprometió a construir cinco estadios y renovar otros cinco. Mientras para la FIFA fue un negocio redondo con ingresos muy rentables, para el país organizador solo significó muchísimos gastos a cambio de la megafiesta del fútbol mundial. Sin embargo, pese a todo, el Mundial dejó un buen sabor de boca en Sudáfrica por la satisfacción del deber cumplido, pero también dejó una deuda económica y gastos de mantenimiento que serán muy difíciles de afrontar.

Pese a todas las dificultades económicas que tienen los países del área, las selecciones africanas continúan en permanente crecimiento y su presencia en los mundiales así lo atestigua. La primera participación fue la de Egipto en Italia 1934 que quedó eliminada al caer ante Hungría por 4 a 2. En este Mundial por primera vez el torneo se desarrolló con un sistema de partidos eliminatorios simples en lugar de la primera ronda de grupos.

Para que se produjera una nueva participación africana pasaron 36 años, en México 70, cuando apareció Marruecos, que perdió ante Perú y Alemania Federal y solo le empató a Bulgaria.

Desde el Mundial de 1970, África contaba con un solo cupo, pero en Italia 82 se pasó a dos representantes; a partir de Estados Unidos 94 fueron tres y desde Francia 98, debido a las grandes actuaciones de los representantes africanos, se aumenta el número a cinco. Actualmente, 54 asociaciones nacionales de fútbol forman parte de la Confederación Africana de Fútbol.

Este es el detalle de las participaciones de las selecciones africanas en los Mundiales: Italia 1934 – Egipto; México 1970 – Marruecos; Alemania 1974  – Zaire: Argentina 1978  – Túnez; España 1982  – Camerún y Argelia; México 1986  – Marruecos y Argelia; Italia 1990 – Camerún y Egipto; Estados Unidos 1994  – Camerún, Marruecos y Nigeria; Francia 1998  – Camerún, Marruecos, Nigeria, Sudáfrica y Túnez; Corea-Japón 2002  – Camerún, Nigeria, Sudáfrica, Túnez y Senegal; Alemania 2006  – Ghana, Togo, Túnez, Angola y Costa de Marfil; Sudáfrica 2010  – Argelia, Camerún, Ghana, Costa de Marfil, Nigeria y el anfitrión Sudáfrica.

Repasemos algunos de los momentos más destacados de las selecciones africanas en los Mundiales:

En Argentina 78, la selección de Túnez logró la primera victoria del fútbol africano al ganarle a México por 3 a 1, pero la derrota con Polonia 1 a 0 y el empate 0 a 0 con Alemania Federal los eliminó del Mundial.

En España 82, los leones indomables de Camerún dejaron su huella de fútbol preciso, contundente y con buenos destellos de técnica y pese a ser eliminados se retiraron invictos empatando los tres encuentros disputados: 1 a 1 ante Italia, y 0 a 0 ante Polonia y Perú. También se produjo allí el debut de Argelia y en su primer partido ante Alemania apenas perdieron 2 a 1; luego fueron derrotados por Austria 2 a 0 y pese a vencer a Chile 3 a 2 en el último encuentro, también debieron retirarse por anticipado.

En México 86, la sorpresa fue la selección de Marruecos que en su segunda aparición en los Mundiales logró el primer lugar de grupo al ganarle 3 a 1 a Portugal y empatar 0 a 0 ante Polonia e Inglaterra. Fue la primera selección que superó la primera fase y en octavos lo eliminó Alemania, al ganarle 1 a 0 con gol de Matthaus.

Italia 1990 marcó una nueva presentación de los leones indomables de Camerún y en el partido inaugural, con gol de Oman Biyik, dieron la gran sorpresa y derrotaron al campeón Argentina, que contaba con Diego Armando Maradona, por 1 a 0. El Mundial marcó el mejor momento de Roger Milla, quien tenía 38 años y con sus dos goles fue clave en el 2 a 1 a Rumania; luego perdieron 4 a 0 con Unión Soviética pero pasaron a octavos. El San Paolo de Napoli fue testigo del grave error de Higuita que fue aprovechado por Milla para lograr el 2 a 1 ante Colombia. En cuartos de final, el rival de Camerún fue Inglaterra y en ajustado final, tres goles de penal le permitieron a los británicos ganar por 3 a 2 y dejar por el camino a una de las mejores selecciones africanas de todos los tiempos.

En Estados Unidos 1994,  Nigeria participó por primera vez de la justa mundialista. Las súper águilas, con un fútbol dinámico y práctico, y con jugadores como Amokachi, Okocha y Amunike golearon 3 a 0 a Bulgaria, le ganaron a Grecia 2 a 0 y pese a caer 2 a 1 ante Argentina clasificaron primeros en su grupo. Sin embargo, en octavos se toparon con la Italia de Roberto Baggio, que en tiempo extra los venció por 2 a 1.

Cuatro años más tarde, en Francia 98, volvieron las súper águilas con la dirección técnica de Bora Milutinovic. En sus primeros dos partidos vencieron a España y Bulgaria, y pese a perder con Paraguay clasificaron a octavos. Allí se encontraron con la Dinamarca de Michael Laudrup y perdieron por 4 a 1. Otro de los participantes de gran actuación fue Sudáfrica, que en su primer partido perdió 3 a 0 ante Francia que luego se coronaría campeón. Un empate con Dinamarca 1 a 1 y otro ante Arabia Saudita 2 a 2 le impidieron continuar adelante.

En Corea-Japón 2002, Senegal con la mayor parte de sus futbolistas jugando en la Liga Francesa, se enfrentó al campeón defensor Francia y con gol de Diop dio el campanazo del torneo. Sus dos empates, 1 a 1 con Dinamarca y 3 a 3 con Uruguay, lo llevaron a octavos de final. Allí vencieron a Suecia con gol de oro de Camara que les dio el pase a cuartos. En tiempo extra y con gol de oro de Mansiz perdieron 1 a 0 con Turquía y fueron eliminados.

Alemania 2006 nos permitió ver a Ghana en un grupo muy difícil y su derrota 2 a 0 ante Italia así lo demostraba, pero luego le ganaron 2 a 0 a República Checa con un gran partido de Michael Essien y en el último le ganaron a Estados Unidos por 2 a 1. En octavos no tuvieron fortuna al enfrentarse con Brasil donde perdieron 3 a 0, encuentro en que Ronaldo logró su histórico gol número 15, todavía récord en los Mundiales.

En Sudáfrica 2010, apareció nuevamente la selección de Ghana que comenzó ganándole 1 a 0 a Serbia, luego empató 1 a 1 con Australia y pese a perder 1 a 0 con Alemania avanzó a octavos de final. Allí se encontró con Estados Unidos, a quien venció por 2 a 1 y en cuartos, en el partido más recordado de ese Mundial, empató 1 a 1 ante Uruguay, y malogró un penal en el minuto final del tiempo extra, en los pies de Asamoah Gyan. El encuentro se definió por penales y Uruguay venció por 4 a 2 con una genialidad de Sebastián Abreu.

En el próximo Mundial, a disputarse en Brasil, los representantes del continente africano intentarán, por primera vez en su historia, ubicarse entre los primeros cuatro países del campeonato, algo que solo Camerún, Senegal y Ghana estuvieron a punto de lograr.

President=