Italia de norte a sur: Milán
Publicado en: Jul/2011, por: Aventura Americana

Por Daniela Ottati

Seleccionar puntos de interés para visitar en Italia no es una tarea sencilla, ya que cada región, cada ciudad y cada pueblo tienen su propio encanto. Y vaya a donde vaya, todo viaje es una nueva aventura. Cuando uno viaja, cosas inesperadas pueden suceder y alterar lo que se tenía programado. En la mayoría de los casos, lo inesperado en Italia se convierte en algo positivo y anecdótico que se recordará siempre.

Milán (Milano en italiano) es una ciudad donde reina el orden. Es una ciudad cuidada, organizada, con múltiples y eficientes medios de transporte, y conocida internacionalmente como una de las principales capitales de la moda y el diseño.

Milano 001

Además de sus numerosas tiendas de renombre, Milán tiene la fortuna de contar con una de las plazas más impactantes de Italia: la Piazza del Duomo.

Esta plaza es el corazón de la ciudad y un punto de encuentro para muchísimos milaneses y centro de atracción para cientos de turistas, ¿pero qué tiene la plaza de impactante? Su catedral (el majestuoso Duomo di Milano), una de las más grandes del mundo, deja sin palabras a toda persona que tenga la oportunidad de verla.

Milano002Su fachada, realizada en mármol, cuenta con infinitas esculturas sobre numerosísimas agujas que aportan al estilo gótico de esta verdadera obra de arte que se construyó en distintas y largas etapas y que cuenta con variados estilos.

El Duomo es un verdadero espectáculo que se aprecia y admira hasta en los días donde la intensa lluvia intenta opacar su belleza.

El Duomo (derivado del latín “domus” que significa casa, más específicamente la de Dios) sin lugar a dudas es el centro de atención de la plaza, ya que los ojos no alcanzan para poder recorrer, y apreciar a simple vista, el detalle del exterior de la catedral, incluyendo a su Madonnina, ubicada en la cúspide de la misma. Cuando el sol cae sobre la catedral y toma contacto con su mármol, esta grandiosa estructura triplica su propio brillo y parece estar iluminada por la divinidad. El exterior del Duomo es tan señorial que su amplio interior, con la capilla de la Madonna dell’Albero, y las numerosas esculturas y obras de arte, quedan increíblemente, un tanto opacadas.

En la Piazza del Duomo también se encuentra una escultura ecuestre del Rey Víctor Manuel II, y a su vez la Galleria Vittorio Emmanuele II que conecta a la Piazza del Duomo con la Piazza della Scala, donde está ubicado el famosísimo Teatro alla Scala (el cual ha sido renovado con una adición moderna que, desafortunadamente, desentona con el estilo del edificio original).

La galería, la cual cuenta con negocios y restoranes de renombre, tiene una estructura arquitectónica fascinante y ha sido la inspiración de lo que hoy conocemos como shopping center.

Es más, si buscamos en el Diccionario de la Real Academia Española la definición de la palabra galería, una de sus acepciones es la siguiente: “Pasaje interior con varios establecimientos comerciales”. Este empleo de la palabra se debe a los milaneses y a su galleria. Esta palabra me recordó la Galería Trocadero, la Galería Yaguarón y la Galería del Virrey que visitaba en mi infancia y adolescencia en mi natal Montevideo.

En la Galleria Vittorio Emmanuele II además de presenciar un intenso movimiento de personas, se puede también disfrutar de música en vivo. Una pianista tocaba en el centro de la galería, lo que fue muy placentero para todos los que recorríamos el lugar en ese instante.

Otro de los puntos más representativos de Milán que debe visitarse es el Castello Sforzesco al cual se puede llegar a pie desde el Duomo. En este castillo, que lleva el nombre de los Sforza, hoy en día se encuentran numerosos museos.

Milano 003

El castillo tiene un amplísimo interior y se puede visitar de forma gratuita. Como antes se mencionó, un viaje tiene momentos inesperados. Uno de ellos ocurrió precisamente allí cuando vimos a Julio César, actual arquero de la Selección de Fútbol de Brasil y flamante campeón con el Inter de Milán, quien conversó y posó para nosotros muy amablemente.

Milán, al ser una ciudad tranquila y segura, tiene muchos sectores para recorrer. Entre ellos se encuentran Porta Romana y Porta Venezia con su Corso Buenos Aires, una avenida repleta de negocios para el deleite de aquellos a quienes les fascina hacer compras.

A su vez, otro destino clave para la moda es el Quadrilatero della moda, un cuadrilátero imaginario compuesto por cuatro calles donde la moda es la principal protagonista.

Al viajar cómodamente en subte (metropolitana) de un punto al otro, pudimos ver en la línea 1 una parada con el nombre “Uruguay”. Una pequeña instancia como esta en la que uno ve a su país representado de alguna forma en el exterior le deja a uno una sonrisa en el rostro. La parada tomó el nombre de la calle Via Uruguay que queda a pocos metros de la misma.

Recorriendo Milán se puede ver también la sede principal de la Università Cattolica del Sacro Cuore, la universidad católica más grande de Europa, que cuenta con un amplio patio y un impecable césped de un color verde intenso.

En las afueras de la universidad se podían ver decenas de bicicletas de la iniciativa “BikeMi” para que estudiantes o público en general pueda alquilar para recorrer el campus y sus alrededores u otras partes de la ciudad. Al lado de esta sede universitaria se encuentra la Basilica di Sant’Ambrogio, que lleva el nombre del patrono de Milán. Es la basílica más importante después del Duomo y una de las más antiguas.

Brera, una localidad muy concurrida, ubicada en el centro histórico de Milán, concentra artistas e intelectuales; allí se encuentra la prestigiosa Accademia di Belle Arti.

Caminando por una pintoresca calle de Brera se pudo apreciar una procesión en la cual adultos y niños filipinos, con vistosos atuendos, desfilaban con vírgenes y cantaban en español. Otra de las gratas sorpresas del recorrido por Milán.

Milano004

Para los fanáticos del deporte, más específicamente del fútbol, Milán sin lugar a dudas colmará sus expectativas, ya que cuenta con dos famosísimos equipos profesionales: el A.C. Milan y el A.C. Internazionale Milano, el cual recientemente conquistó múltiples títulos.

Presenciar un partido de calcio es toda una experiencia en la cual se podrá apreciar la pasión que tienen los fanáticos por su equipo y a la vez el orden en el cual se llevan a cabo los partidos.

calcio_milano

Por último se debe destacar la ya conocida simpatía de los italianos, así como su amabilidad y calidez. Una simple visita a un quiosco (edicola) para comprar revistas se transformó en una larga y grata conversación con su propietario, el carismático Vincenzo, quien muy animadamente habló de la selección italiana de fútbol entre otros temas.

Luego de adquirir material impreso de todo tipo, una heladería fue la perfecta elección para degustar el famoso gelato italiano. Fue ahí donde conocimos a Giuseppe Maria quien nos mostró orgulloso su vidriera repleta de variadísimos sabores de helado y conversó con nosotros. Como el resto de los italianos, se interesó en saber de dónde veníamos y se alegró al escucharnos hablar su hermoso idioma. Como era de esperar, los helados eran deliciosos.

Milán es conocida por ser una de las capitales de la moda del mundo, pero si la moda no le interesa, mantenga en mente que Milano tiene muchísimo más para ofrecer arquitectónica, deportiva y culinariamente, y cuenta con el característico sello de la calidez italiana.

Milano008

President=