El Duque de la pantalla

ALBERTO DUQUE LÓPEZ, colombiano nacido en Barranquilla, fue uno de los críticos de cine más importantes de Latinoamérica. Su labor se observó a diario en los principales periódicos, revistas y noticieros de radio y televisión de Colombia. Escribió varios libros y dirigió laureados cortometrajes.

DuqueE– ¿Cuándo dio sus primeros pasos en el periodismo?
– Comencé a trabajar a los 17 años en un periódico llamado Diario El Caribe; allí comencé a escribir sobre distintos temas y con el tiempo me especialicé en el cine. Podría decir que el cine es una razón de vivir, o que ayuda a ver la vida de otro modo y sin el cine mi vida no tendría razón de ser, pero en realidad no sé por qué elegí al cine. He tratado de especializarme y por eso voy a tres o cuatro festivales de cine por año en el mundo, hago entrevistas con actores y directores, publico un libro sobre Marlon Brando estas semanas y estoy escribiendo uno sobre Pedro Almodóvar. Casi todos los meses viajo a México, Argentina, España o Estados Unidos a las sesiones de prensa que brindan los estudios cinematográficos para promocionar sus películas y siempre trato de estar muy actualizado; esa es mi gran preocupación.

– ¿Qué significa ser crítico de cine?
– Hay que ser orientador; ser capaz de ver una película y descubrir lo bueno y lo malo. Siempre afirmo que no existe película que no tenga algo positivo. Puede ser el final, puede ser una escena, un movimiento de cámara o una canción. Siempre hay algo positivo y eso es lo que trato de destacar en cada una de mis críticas.

– ¿Por qué algunas de las películas exitosas no son las preferidas de los críticos?
– Los críticos pueden estar ciegos o el gusto de los espectadores no tener nada que ver con el de la gente que escribe sobre cine. La sabiduría puede estar en la gente y no en aquellos que han estudiado y pretenden saber más que los demás. La mayoría de las veces es así, y ahora se han estrenado dos películas como The Punisher y Hellboy que para mí son muy malas, y sin embargo están entre las más taquilleras de las últimas semanas. Eso ocurre con mucha frecuencia.

¿Qué es más importante, un buen guión o un buen actor?
– El guión es la base; con el guión se tiene un estructura, se sabe qué ritmo va a llevar la película, cómo los personajes van creciendo o disminuyendo, y al lado del guión están los diálogos, aunque yo prefiero las películas en las cuales se habla menos. Es importante tener un buen director de fotografía, alguien que sepa captar una escena intimista con una luz adecuada, pero lo básico es el guión.

– ¿Quién es el mejor actor?
– El mejor actor en la historia del cine fue Marlon Brando y lo que la gente va a recordar dentro de cien años es su actuación en El último tango en París o en El Padrino. Hay una generación de excelentes actores en Estados Unidos como Robert De Niro, Al Pacino, Dustin Hoffman, Edward Norton, Edward Burns y Spike Lee. En Europa tenemos a Javier Bardem, en América Latina al argentino Ricardo Darín, que es un actor que admiro muchísimo, al igual que al cubano Jorge Perugorria.

– ¿Y cuál es la mejor actriz?
Jane Fonda me parece la actriz más completa, porque puede hacer un drama, una comedia, una película de suspenso por igual. Meryl Streep y Gwyneth Paltrow son también grandes actrices. Nicole Kidman es una pésima actriz, pero sin embargo, llena la pantalla y eso garantiza el éxito de una película. Charlize Theron es también una excelente actriz, bellísima y por fin encontró una directora que logró sacarle todo lo bueno que ella tiene.

– ¿Cómo es su relación con los artistas que entrevista?
– Existen varios tipos de artistas. Está el caso de la española Penélope Cruz, que siempre lo mira a uno como si fuera el enemigo y enseguida dice: “Ninguna pregunta personal”. De una vez marca claramente la distancia; ese es un tipo de personaje. Por otro lado está el caso de Danny DeVito, que es todo fiesta, todo humor, y en una entrevista que le realicé se pasó todo el tiempo tomándole el pelo a los técnicos de sonido, pues les hizo creer que su micrófono no funcionaba y movía su boca sin emitir sonido alguno. Otro es Kevin Costner, que es muy culto y siempre le pregunta a uno por Colombia y América Latina.
Por otro lado, está un director como Brian De Palma que responde “si, no, si, no” a todo lo que se le pregunta y así es imposible mantener un diálogo. Halle Berry es muy amorosa, muy coqueta, muy seductora y Cate Blanchett, que tiene los ojos más hermosos que yo he visto, siempre es muy inteligente con sus respuestas. Hay actores de todo tipo; los hay odiosos, los hay amables, los hay cordiales y los hay seductores por excelencia.