La nueva realidad futbolística sudamericana

Posted on: Oct/2011, by :

Historias

La Copa América jugada en Argentina, hace solamente unos meses, definió un nuevo mapa del fútbol sudamericano, en el que Argentina y Brasil ya no son predominantes: Uruguay, con una gran generación de futbolistas liderada por Forlán, es el nuevo monarca. Perú resurgió de la mano de Sergio Markarián, mientras que Venezuela, con Farías, confirmó que va por muy buen camino. Luego de esta nueva realidad se plantea una nueva Eliminatoria, sin Brasil, que comienza en octubre y que será muy pareja y difícil como todas las que se han disputado en Sudamérica.  

La Copa América dejó muchas conclusiones
La Selección de Perú fue sorpresa al quedar tercera en la Copa América. Esta alegría se debe al gran trabajo del técnico uruguayo Sergio Markarián y sobre todo al excelente nivel mostrado por varios jugadores peruanos. Paolo Guerrero, sin lugar a dudas, fue el mejor de Perú; convirtió en 5 oportunidades y fue el goleador del torneo. Markarián dijo que trabajará con todos los jugadores que estén comprometidos con el deseo de clasificar y que siente que pueden alcanzar la clasificación y eso es lo que lo llevó a tomar la conducción del seleccionado incaico. Perú recibirá a Paraguay en la primera fecha.
         Venezuela, que se ubicó cuarta en su mejor participación histórica en el torneo, hizo ver mal a Brasil, Chile y Paraguay, demostrando que pueden llegar a ser un rival de temer si siguen apostando al gran trabajo que está realizando César Farías. El técnico aseguró que esta es una gran oportunidad para clasificar a una Copa del Mundo por primera vez en la historia, ya que Venezuela es el único país de Conmebol que nunca ha podido estar en un Mundial. Su debut será como visitante ante Ecuador.

Argentina y Brasil fueron las grandes decepciones, producto de sus propias falencias y de las virtudes de sus rivales, ya que ha comenzado una nueva etapa en el fútbol del continente, donde todas las selecciones están cada vez más parejas. Por primera vez, en 43 ediciones de la Copa América, Brasil y Argentina no estuvieron a la altura de sus antecedentes y no consiguieron quedar ubicados entre los cuatro mejores.
Estar 18 años sin conseguir un título es demasiado. Mucho más para Argentina, que era el local y contaba en su equipo con Lionel Messi, el mejor jugador a nivel de clubes en el mundo, y tenía al resto jugando en los principales equipos de Europa. La albiceleste volvió a demostrar que lo valioso no es tener muy buenos jugadores junto a Lionel Messi, sino la manera de saber utilizarlos. Se puede tener muy buenos futbolistas, sin tener un gran equipo. La pésima actuación en la Copa, donde eran los organizadores, le costó el puesto a Sergio Batista y la sucesión recayó en Alejandro Sabella. El nuevo técnico confía en que Argentina llegue bien a su debut de local ante Chile, a quien considera como un equipo de primer nivel futbolístico en un gran momento.
El actual equipo de Brasil, de la mano de Mano Menezes, está viviendo una etapa de renovación tras los fracasos de los últimos dos Mundiales. El equipo ha perdido a sus principales referentes y solo aparece Neymar, un joven talentoso, pero que con sólo 19 años, por ahora, no puede convertirse en el conductor del equipo que en muchos momentos navega sin rumbo. Como anfitrión de la próxima Copa del Mundo, los brasileños no disputarán la presente Eliminatoria y lo que en un principio se puede entender como algo beneficioso, habrá que ver si en definitiva lo es, y no le termina pasando factura al entrenador, debido a lo difícil que será poder encontrar rivales de nivel para poder preparer a la selección y conquistar el título que tanto buscan obtener en su tierra.

         Uruguay, con la firme conducción del maestro Óscar Wáshington Tabárez, se convirtió en el país más ganador de la Copa América en la historia de este torneo, con 15 coronas. Los celestes han conformado un gran equipo con varias figuras de peso mundial, como sus atacantes: Diego Forlán, Luis Suárez y Edinson Cavani.  Luego de una magnífica actuación en el Mundial de Sudáfrica, donde consiguieran el cuarto puesto, aprovecharon la baja de Argentina y Brasil, para asumir el liderazgo, convirtiéndose en la gran potencia sudamericana del momento. Uruguay recibirá en el Estadio Centenario a Bolivia.
Luego del trabajo realizado por Marcelo Bielsa, que cambió la imagen de la selección de Chile en el mundo al obtener el segundo lugar en las Eliminatorias y el buen desempeño en el Mundial del 2010, apareció otro técnico argentino, Claudio Borghi, que mantuvo la línea, pero su plantel no pudo sobrellevar la presión y no reiteró sus progresos en la última Copa América. A pesar de contar con futbolistas como Alexis Sánchez y Arturo Vidal, Chile ha demostrado ser un plantel joven, que todavía debe ser trabajado por su técnico para aspirar a mejores resultados. Visitará a Argentina en su debut eliminatorio.
         Colombia demostró que está formando una nueva generación de futbolistas, pero todavía hereda algunas falencias que lo han perjudicado en los últimos años. El jugar mucho lateralmente y la falta de contundencia en el ataque, que no le permite cerrar los partidos pese a dominar en la mayor parte de los mismos a sus rivales. Leonel Álvarez, que sustituyó a Bolillo Gómez, aseguró que es un honor, pero también un compromiso enorme y una gran responsabilidad, estar al frente del equipo colombiano que tiene como objetivo clasificar al Mundial de Brasil 2014. Colombia tendrá libre la primera fecha y en la segunda será visitante en La Paz ante Bolivia.
         Bolivia, que comenzó muy bien en su debut en la Copa América al empatar 1 a 1 con el local Argentina, en sus siguientes encuentros mostró nuevamente errores en el funcionamiento colectivo del plantel y no pudo pasar a la segunda ronda. El equipo dirigido por el argentino nacionalizado Gustavo Quinteros rubricó su peor actuación de las últimas tres ediciones de la Copa América, con solo un punto en tres compromisos y un solo gol marcado por Edivaldo Rojas. El equipo de Quinteros enfrentará a Uruguay de visitante.
         Paraguay, 32 años después de su última presencia en la final del torneo, volvió a estar presente en el partido por el título ante Uruguay, donde perdió por 3 a 0. El equipo de Martino llegaba sin haber ganado un solo partido y habiendo definido dos de los mismos en las tandas de penales. Su final más reciente databa de 1979, cuando conquistó el título frente a Chile, al mejor de tres encuentros. Martino, que llevó a la selección albirroja a un récord de 25 victorias, 25 empates y 22 derrotas desde que ocupó el cargo en 2007, finalizada la Copa dejó el cargo y fue sustituido por el ex jugador de la selección Francisco “Chiqui” Arce, de 40 años. Paraguay visitará a Perú en su debut.
         Ecuador no tuvo una buena Copa América y no pudo avanzar a la segunda ronda. Hubo mucho cuestionamiento por parte de la prensa ecuatoriana para el actual conductor, el colombiano Rueda. Sin embargo, los últimos resultados registrados en partidos amistosos parecen haber cambiado esas críticas por un moderado optimismo. Suárez, Castillo, Benítez y Jaime Ayoví, que militan en el fútbol mexicano, son las individualidades más destacadas de Ecuador. El equipo de la mitad del mundo será local en su primer juego eliminatorio ante Venezuela.
De acuerdo con lo anteriormente mencionado y entrando en el ámbito de las predicciones, que en el fútbol son muy difíciles de realizar, y teniendo en cuenta lo dura que será la eliminatoria, ya que siempre los partidos se ganan en la cancha, pienso que los primeros cuatro lugares directos serán ocupados por Uruguay, Argentina, Chile y Colombia y que por el medio boleto lucharán Perú, Ecuador, Venezuela y Paraguay.

President=